Software de tesorería como servicio para pymes

Tradicionalmente, cuando una empresa deseaba informatizar su gestión, debía comprar el programa elegido y alojarlo dentro de su propia red corporativa, asumiendo los riesgos de que el software no se adaptara a la evolución de la empresa, sufriera daños, quedara obsoleto por el paso del tiempo, etc, casuística que, en el ámbito concreto del software de tesorería, su adquisición estaba reservada únicamente a grandes empresas, ante el inherente consumo de recursos de implantación en una época todavía condicionada por rudimentarios mecanismos de conexión remota, haciendo inevitable la prolongada presencia física de consultores funcionales y técnicos altamente especializados, coste suplementario al del nada desdeñable precio del licenciamiento de uso.

Evolución tecnológica de la pyme

En este contexto, dadas las aludidas razones presupuestarias, resultaba inviable para cualquier empresa de reducida dimensión aspirar a disponer de un software de tesorería, sin perjuicio de otros obstáculos superpuestos, tal que la exigente cualificación del mismo personal de la empresa compradora, con especialistas en sistemas y usuarios específicamente preparados en esta disciplina financiera, requisitos inalcanzables en la pyme, con predominio de administrativos sin formación específica en tesorería y la ausencia de un departamento de informática propio.
Sin embargo, los avances tecnológicos han conseguido hoy que cualquier pyme disponga de acceso a internet, esté familiarizada en el uso de las webs bancarias o bancas electrónicas, y haya interiorizado el concepto de cloud computing (computación en la nube), donde las aplicaciones están instaladas en servidores ubicados en centros de datos, a los que el usuario accede desde su terminal cliente como un servicio, denominado SaaS  (software as a service), administrado por la empresa proveedora del mismo (en nuestro caso, software de tesorería), no existiendo inversión en licencias, ni instalación inicial o de sucesivas actualizaciones, con opción de dejar de usarlo si no evoluciona según las necesidades de la compañía.

Servicio de tesorería en la nube

Esta dinámica digitalizadora, junto con la modernización de la oferta de programas de contabilidad y gestión destinada a organizaciones más modestas, ha beneficiado la integración entre estos sistemas y el software de tesorería en la nube, base fundamental del servicio de tesorería akiDOCS para el segmento pyme, donde un fluido intercambio de datos reúne las carteras de cobros y pagos, así como los movimientos bancarios recibidos automáticamente en su plataforma, visualizándose la posición de tesorería previsional con la que anticipar decisiones de financiación e inversión optimizadoras de su gestión de tesorería.
En definitiva, la renovación tecnológica ha puesto al alcance de la pyme las prestaciones de un software de tesorería, sin necesidad de comprarlo ni incurrir en elevados costes de implantación, profesionalizando con ello la gestión de su liquidez sin requerir personal especializado para lograrlo. Todo a cambio de unas asequibles cuotas mensuales.

Más información de las soluciones

software-de-tesoreria-para-pyme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *